Arq. Bernardita María Benítez, encargada de la coordinación y administración del contrato Cialpa S.A

“Las viviendas se encuentran actualmente en un avance del 46% en cuento a lo que son obras de viviendas y viales de infraestructuras; para dotar de estructuras al barrio. Se crean tres tipologías de viviendas, la uno y la dos son similares, es como si están espejadas entre sí y cuentan con la misma superficie de 48 (m²), la tres es una tipología para personas con capacidades diferentes y cuenta con una superficie un poco mayor de 55 (m²) por las exigencias de accesibilidades, sanitarios, etc. Esa es la diferencia entre las mismas” Afirmó la arquitecta.

Las viviendas son para reubicar a personas que viven en asentamientos y según el MUVH las propiedades ya están adjudicadas, los individuos ya fueron censados y transcurrieron el proceso por medio del ministerio. El proyecto tiene un plazo de terminación para octubre del 2022.


Arq. Bernardita María Benítez

“Nosotros somos la fiscalización, controlamos el trabajo del consorcio Ytay. Verificamos la calidad y la ejecución del proyecto, la empresa Cialpa S.A consultora de ingeniería de Alto Paraguay. Las dificultades que transcurrieron son problemas de obras que se van solucionando, al nivel de trabajo que tenemos hoy es mucho más fácil”, puntualizó Bernardita.


La construcción de espacios recreativos, el dispensario médico, el centro comunitario y de capacitación aún no iniciaron la edificación, en este momento están avanzando con la instalación de la parte eléctrica; para los alumbrados públicos para la iluminación de los espacios públicos y tendidos por cableados aéreos. El proyecto contempla bicisendas, que tendrá un recorrido por todo el barrio; para una conciencia en acción ambiental.


“En cuanto a la pandemia y el control de los protocolos, la verificación es diaria. En los accesos se controla la temperatura y deben ingresar con tapabocas, luego se realizan recorridos tanto del consorcio como de la fiscalizadora, para el monitoreo de que se mantenga las estipulaciones todo el día y así se trata de generar un cumplimiento de las normas que por nuestra cultura misma cuesta por lo mismo nos mantenemos alerta”, mencionó Benítez.


En este momento falta infraestructura de lo que es equipamiento comunitario, de lo que son programas comunes. Probablemente en ese punto nos encontremos con un nuevo desafío. Las viviendas son repetitivas, es probable que un problema se encuentre en todas las demás y en este momento tenemos el control sobre estas situaciones. La planta de tratamiento es un trabajo más técnico y específico por lo mismo es posible que encontremos inconvenientes que se irán resolviendo, gracias al llamado que también exigía que trabajen especialistas además de arquitectos, especialistas de cada rubro en la parte vial, sanitario, etc. Esos problemas son analizados con especialistas. Las cañerías tanto de la red de agua, desagües, etc., ya están para continuar con la pavimentación en el barrio.


La arquitecta Bernardita Benítez cuenta con su grupo de trabajo y su oficina instalada en el barrio en construcción, la misma argumentó el buen trabajo hasta este punto en el desarrollo de la construcción.

30 visualizaciones0 comentarios