Arquitectura inclusiva: Premio Arquitecto Italiano 2021

Actualizado: 2 mar




Ifdesign recibe el premio “Architetto Italiano 2021” por la construcción de un laboratorio y un centro socio-educativo para personas con discapacidad que es un maravilloso ejemplo de arquitectura inclusiva.


Ifdesign recibe el premio “Architetto Italiano 2021” por la construcción de un laboratorio y un centro socio-educativo para personas con discapacidad que es un maravilloso ejemplo de arquitectura inclusiva.

La colaboración entre Ida Origgi y Franco Tagliabue de Ifdesign con la cooperativa Noivoiloro de Erba, cerca de Como, empieza en 2007 con la construcción de diferentes proyectos que han ido formando un conjunto de espacios polifuncionales abiertos a la colectividad, y dedicados especialmente a la inclusión de las personas con algún tipo de discapacidad.


La última pieza de este complejo realizado por Ifdesign son los dos volúmenes que corresponden a un laboratorio y a un centro para actividades educativas y de socialización.


Por una parte, encontramos el laboratorio donde los integrantes de la cooperativa ejercen actividades productivas para terceros. Se trata de dos grandes espacios sin columnas, con un interior de uso flexible, iluminado a través de los tragaluces del tejado a diente de sierra que nos recuerdan las arquitecturas industriales.


Por la otra, hallamos los espacios del centro socio-educativo con tres pequeñas oficinas, una lavandería, un depósito, y una zona de estudio con cocina y sofás para realizar actividades de carácter formativo con el objetivo de trabajar la autonomía de los integrantes. El espacio además permite acoger ocasionalmente huéspedes.


Esta ampliación sigue el mismo principio de economía de los materiales utilizado para el resto del conjunto. La cooperativa es una ONG que no recibe fondos públicos y que autofinancia sus proyectos a través del dinero recaudado con las actividades complementarias de integración social que realizan sus miembros.


Es por esta falta de fondos que en todos los proyectos Ifdesign ha utilizado materiales considerados “pobres”, con el fin de contener los costes de la construcción, pero al mismo tiempo creando con estos materiales un lenguaje muy expresivo y radical. La fachada principal y más característica del edificio está realizada con fibra de vidrio verde que ha supuesto un coste de sólo 5€/m2. Para la fachada trasera de este volumen, se han utilizado bloques de Poroton negro con acabado muy brillante. Estos bloques se han seleccionado por sus líneas verticales que crean una textura muy interesante en la fachada. Los edificios se abren hacia un espacio público que es el lugar de interacción entre los usuarios del centro cívico colindante, que acoge múltiples y diversas actividades, y los miembros de la cooperativa que trabajan en el laboratorio o utilizan los servicios del centro socio-educativo.


Cuando anochece, la fachada principal se ilumina con 50 lámparas LED verticales que alumbran la plaza pública con su reflejo verde. La idea de esta fachada es que las lámparas, los conectores y los cables eléctricos visibles a través de la fibra de vidrio, formen el sistema nervioso del edificio. Este sistema ha sido diseñado por los miembros del centro de manera libre en un workshop con los arquitectos. Ifdesign ha decidido respetar sus diseños originales incluso cuando los dibujos podían ser considerados ilógicos, conectándose así con el lema de la asociación que considera la discapacidad no como una desigualdad sino como un punto de vista diferente. De esta manera, la fachada se convierte en un señal luminoso que los miembros del centro envían a la colectividad pidiendo visibilidad y demostrando sus ganas de establecer un diálogo con la comunidad.


63 visualizaciones0 comentarios