CAMBIOS PARA ADAPTAR NUESTRA VIVIENDA AL VERANO

Hay cambios sencillos que debemos realizar en el interior de nuestra vivienda para que nuestro hogar esté perfecto para la llegada del verano y dar la sensación de que el invierno es algo que ya ha quedado atrás.

Opta por accesorios más ligeros y llenos de color y olvídate de cualquier cosa que recuerde al frío, como las alfombras, las estufas, las cortinas gruesas, las mantas. Asegúrate de que tu vivienda se mantendrá fresca en verano encendiendo el ventilador de techo para empujar el aire hacia abajo. Reemplaza el filtro del aire acondicionado para que funcione correctamente y puedas respirar con más facilidad en esta época. El verano es el mejor momento para hacer pequeñas reformas en casa como pintar, reparar puertas y ventanas o modernizar algún mueble, lijar la madera, o retirar la vieja pintura.

Limpia en profundidad las ventanas para dejar entrar los rayos del sol. Para ello, necesitarás un paño, un cepillo y una mezcla de agua y vinagre. De esta forma, podrás quitar fácilmente la suciedad que ha ido quedando incrustada. Retira las gruesas cortinas de invierno.

Es hora de cambiarlo todo por los equipos de deportes de verano, la cortadora de césped, la manguera, los fertilizantes y las herramientas de jardinería. Convierte la terraza en el lugar preferido de tu casa. Crea una extensión del espacio donde haces vida en tu terraza. Consigue que sea un lugar limpio, cómodo y lleno de tus cosas favoritas. Dale una limpieza en profundidad a tu parrilla. Revisa el estado de los aparatos eléctricos. Especialmente del aire acondicionado: Es importante que controles cómo es su estado y el mantenimiento ya que polvo u objetos extraños en los filtros y en las entradas y salidas del aire harán que se pierda eficiencia en su rendimiento.

Ventanas

Revisa el estado de tus ventanas, recuerda que son la parte más débil del edificio y uno de los elementos por los que se registran más pérdidas de energía, de ahí la necesidad de que estén bien aislados. Y si detectas que su estado no es el adecuado quizás es hora de que te plantees seriamente cambiarlas por otras más aislantes y eficientes. Nuestro consejo si lo que deseas es un buen aislamiento es que mejor que no sean correderas, a ser posible de PVC y con doble acristalamiento y factor solar. Ventilación del hogar Reserva siempre, en la medida de lo posible, las mejores horas para llevar a cabo la ventilación de tu hogar. Lo ideal es la ventilación cruzada, de 5 a 10 minutos y la hora más recomendable es a primera y última hora del día. Una mala ventilación puede causar problemas de temperatura y pérdidas de energía, corrientes de aire incontroladas, humedades…

Persianas.

En un país como el nuestro, las persianas y demás complementos de protección solar se convierten en unos aliados imprescindibles para hacer frente a las altas temperaturas y la fuerte exposición solar. Pero esto que puede ser un aliado, deja de serlo cuando no le prestas la atención que se merece. Una ventana con las mejores prestaciones puede quedar reducida a una mala ventana si no va acompañada de un buen cajón de persiana y, por supuesto, de una correcta instalación de ambos elementos. Pero también al revés, los cajones de persiana de calidad no perjudican las prestaciones de la ventana, sino que incluso las mejoran en términos de ahorro energético. Es imprescindible hacer las revisiones pertinentes y controlar bien el estado del cajón.

Suelos.

Son otras de las fuentes principales en cuanto a pérdidas energéticas. Tal vez este sea tu foco de derroche. Algunas de las soluciones son, por ejemplo, optar materiales como los suelos secos o los suelos sobre-elevados.

Existen materiales que ayudan a mejorar el aislamiento de los suelos, Y la opción de cambiarlos por revestimientos cerámicos existe una gran variedad en el mercado local. Rodéate de plantas El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente. Aprovecha este recurso que te da la naturaleza y, si tienes terraza o jardín, regarlo te ayudará a reducir la temperatura un par de grados. Utilizar especies adaptadas a la climatología del lugar permitirá no consumir agua de riego en exceso.

Si tu vivienda no dispone de un espacio amplio en el exterior que sea posible remojar, una solución puede ser colocar plantas y maceteros en las ventanas, que al absorber los rayos de sol crearán una película de frescor que el aire esparcirá por la estancia en la que se encuentre. Como comentario, las plantas con flores transpiran más por sus hojas que las que no las tienen.

Plantar enredaderas también da muy buen resultado porque crea una capa de vegetación en la fachada que hace las veces de aislante natural.

Mejora el aislamiento en paredes y techos.

Tener un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración. Para asegurarte de que el calor no entra por estas partes de tu hogar, aplica materiales aislantes de la forma más adecuada a cada situación. En el mercado hay multitud de soluciones, desde las más sencillas como pinturas que reflejan la luz y desvían el calor, hasta las más sofisticadas, como fachadas ventiladas: un sistema de doble hoja cuyas capas están separadas por material aislante y una cámara de aire que protegen el interior de las altas temperaturas, que además reduce los puentes térmicos. Déjate asesorar por un técnico cualificado, que te propondrá la mejor solución teniendo en cuenta la ubicación de la casa, su orientación y tamaño.

La llegada del verano y la subida de la temperatura hace que estar en casa a veces resulte insoportable, si no es por el calor excesivo lo es por la entrada de mosquitos, moscas, etc. ¿qué podemos hacer para encontrar el equilibrio sin abusar del aire acondicionado?

Tanto por el medio ambiente como por nuestro ahorro económico, es importante no abusar del uso del aire acondicionado en verano. Existen opciones y trucos que nos permitirán usarlo solo cuando sea necesario y combatir el calor del verano, manteniendo nuestra vivienda fresca y sin recibir facturas desorbitadas. También te recomendamos tener en cuenta adquirir un generador por los posibles cortes de energía que pueden producirse. Se trata de encontrar un equilibrio entre el momento en el que ventilamos, el tipo de carpintería que tenemos, si hacemos uso de persianas, etc.

Ventanas que aíslan

El tipo de cerramiento que tengamos en nuestra vivienda va a ser importante, ya que de él dependerá en gran parte nuestro consumo de aire acondicionado. Si nuestras ventanas ofrecen un buen nivel de aislamiento térmico, conseguiremos que el calor del exterior no entre en nuestra vivienda y que el frío conseguido por el aire acondicionado no se escape fuera, reduciendo su tiempo de uso y potencia.

En este aspecto también es importante el tipo de vidrio. Si nuestra vivienda está orientada de tal forma que recibe incidencia solar durante gran parte del día, posiblemente sea conveniente instalar vidrios con control solar. Este tipo de vidrios reduce el reflejo de la luz que entra por ellos y rebota el calor hacia el exterior.

Persianas, cortinas, y toldos.

Si existe una gran tradición en el uso de persianas que no existe en otros países es por el clima. El contar con una mayor incidencia solar a lo largo de todo el año, es lo que ha hecho que en la gran mayoría de viviendas se instalen persianas. Una persiana de calidad nos permitirá aislarnos del calor en las horas del día que mayor fuerza tiene. Si tras ventilar a primera hora de la mañana bajamos nuestras persianas, después obtendremos estancias más frescas.

Otra opción es hacer uso de cortinas térmicas, que nos serán útiles tanto en invierno como en verano. Pese a que este tipo de cortinas visualmente parecen como todas las demás, lo cierto es que cuentan con una capa especial que ejerce de barrera térmica, haciendo que los rayos solares reboten hacia el exterior y pierdan fuerza.

Posiblemente sea uno de los elementos que más conocemos para combatir el calor, pero no por ello vamos a olvidarlo, se trata del toldo. Está demostrado que el uso de toldos puede reducir la temperatura de una vivienda hasta en 10º, por lo que resulta bastante útil utilizarlos en las horas de mayor incidencia solar. Eso sí, es importante acordarnos de recogerlo durante la noche, para evitar que la bajada de temperaturas o el aire lo dañen.

7 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro

© 2023 por CT SA