La nueva Grove GHC85


Grove refuerza su portafolio de grúas telescópicas sobre orugas con el lanzamiento de la GHC85


Con una capacidad máxima nominal de 80 t, la GHC85 es una máquina muy versátil, apropiada para una amplia variedad de industrias y aplicaciones. La grúa telescópica sobre orugas ofrece el 100 % de capacidad de elevación y acarreo en todas sus tablas de carga de 0,6°, 1,5° y 4°, con el mejor rendimiento de elevación de su clase.


Su innovador tren de rodaje se extiende hidráulicamente, lo que permite tres extensiones separadas de orugas en posiciones simétricas y asimétricas. Manitowoc ha agregado un octavo modelo a su gama de grúas telescópicas sobre orugas para las Américas. Con una capacidad de 80 t y la pluma más larga de su clase, la Grove GHC85 se sitúa en el centro de la gama de telescópicas de Grove.


La versatilidad de esta grúa la hace ideal para tareas en servicios públicos y construcción en general, trabajos en puentes e hincado de pilotes, y como grúa auxiliar para el armado de otras grúas. Los cilindros instalados en el chasis y los cilindros de elevación del contrapeso permiten el armado automático de la grúa, controlable en forma remota inalámbrica. Puede transportarse al sitio de trabajo en solo tres cargas, o en cuatro cargas cuando sus orugas de transportan separadamente.



Sin necesidad de utilizar estabilizadores, la GHC85 puede moverse rápidamente de un sitio de elevación estático al siguiente. La característica que le permite mantener el 100 % de su capacidad de elevación y acarreo en inclinaciones de hasta 4° la hace apropiada para trabajos repetitivos en servicios públicos, como la colocación de postes, el movimiento de paneles solares o la configuración de grúas de mayor tamaño.


“El mayor beneficio de las grúas telescópicas sobre orugas es la posibilidad de trabajar óptimamente aún en sitios que no están perfectamente nivelados, ofreciendo tablas de elevación y acarreo muy sólidas en terrenos irregulares”, dijo JJ Grace, gerente de producto de Manitowoc para las grúas GHC.


Las zapatas con garras de barra triple de 36 pulg en las orugas hacen posible este nivel de estabilidad, y además reducen la compactación del terreno al generar una presión sobre el suelo de sólo 13.2 psi sin carga, que aumenta a 24.9 psi como máximo.


Las orugas se extienden y retraen hidráulicamente permitiendo lograr varias posiciones de extensión de oruga, (para configuración de trabajo en posiciones asimétricas y simétricas) aumentando aún más la estabilidad de la grúa.


“El ancho máximo de las orugas es 5 m, pero una de las orugas puede ajustarse al 100 % de este valor y la otra al 50 %, lo que permite al operador maniobrar y recoger en espacios confinados”, explicó Grace.


Un motor Cummins B6.7L Tier 3 (218 hp/164 kW) o Tier 4F (249 hp/186 kW) impulsa el mando hidrostático, lo que le da a la GHC85 una velocidad máxima de 2.20 km/h en el rango alto, mientras que la velocidad de arrastre llega hasta 0.45 km/h en el rango bajo.


Otras funciones y opciones, como el límite en el rango de trabajo y el paquete para temperaturas frías, también atraerán a quienes se dedican a aplicaciones especiales de ingeniería civil e hidráulica.


Altura y potencia


Permitiendo elevaciones desde –3° hasta +80.5°, el largo de la pluma principal puede cubrir de 11 m a 42 m, con sus cinco secciones ajustadas con un cilindro de cuatro etapas. Su extensión de pluma articulada estándar, de plegado doble (de 15 m) se puede descentrar a 0°, 20° y 40°, proporcionando un punto de mucha utilidad para accesorios, lo que aumenta el atractivo de la grúa para el sector de servicios públicos. Un plumín de servicio severo de 3 m y descentramiento de 10°, almacenable en el lado izquierdo de la pluma, es otra opción.


El motor de pistones y el tambor ranurado facilitan el enrollado de dos velocidades para proporcionar un funcionamiento muy suave, con un cable de 180 m y 20 mm que permite una tracción máxima admisible con cable sencillo de 7.200 kg. La velocidad máxima con cable sencillo es 110 m/min.


Aunque los malacates están montados sobre el contrapeso trasero, el monitor de la cabina con una pantalla de 7 pulg. proporciona al operador una forma de monitorear de cerca el funcionamiento del malacate. Las cámaras estándar en la parte trasera y en el lado derecho aumentan aún más la percepción del entorno de trabajo para el operador. La bahía del motor y el aislamiento contra el ruido permiten una comunicación sin problemas con los aparejadores en el sitio de trabajo.


La facilidad del operador para ver cargas muy distantes se puede mejorar de varias formas, siendo la principal la capacidad estándar de inclinación a 20° de la cabina. Otras opciones incluyen el control remoto por radio para la operación desde el exterior de la cabina, así como un tercer cabrestante perfectamente adaptado a las aplicaciones de cimentación.


Los operadores también apreciarán muchas otras ventajas de ergonomía de la cabina de alta visibilidad, como los controles eléctricos de doble eje, los botones en la palanca que permiten controlar accesorios opcionales para servicios públicos, y el limitador de capacidad de carga gráfico. Este sistema proporciona una advertencia audiovisual y un bloqueo de la palanca de control cuando se aproximan o se exceden los límites de carga, suministra información acerca del ángulo, el largo y el radio de la pluma, e indicaciones de la carga máxima admisible, de la carga momentánea y del inclinómetro.


9 visualizaciones0 comentarios