¿Qué son los pisos podotáctiles?

Se caracterizan por su textura diferenciada y tienen como funcionalidad direccionar el tránsito, en especial a aquellas personas que presentan alguna dificultad visual, así también ayuda a advertir de un posible peligro. El Arq. Luis Tavella, propietario y director de Equipa S.R.L., nos informa mejor sobre las características de esta novedosa superficie llamada pisos podotáctiles y la importancia de su uso.



Arq. Luis Tavella, propietario y director de Equipa S.R.L.

¿Cuál es la importancia de la utilización de los pisos podotáctiles?


En el 2012 se promulga la Ley N° 4.934 de Accesibilidad al medio físico para las personas con discapacidad, a través de la Cámara de Diputados y de Senadores que indica lo siguiente: “Aprobado el Proyecto de Ley por la Honorable Cámara de Diputados, a los once días del mes de diciembre del año dos mil doce, y por la Honorable Cámara de Senadores, a los seis días del mes de mayo del año dos mil trece, quedando sancionado el mismo, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 207, numeral 1, de la Constitución Nacional”. Esta ley obliga a que todos los espacios públicos y privados, internos y externos, dispongan de pisos podotáctiles.



¿En qué consisten estos pisos?


Los pisos podotáctiles presentan una superficie diferenciada y la textura particular se siente el caminar sobre estos pisos. Son señalizaciones de uso interior como exterior. Se trata de pisos especiales que tienen un bajo relieve y un sobre relieve. Existen dos modelos, el direccional que presenta una línea de franjas verticales y que permite a la persona invidente o con dificultad visual moverse y circular sobre un piso, diferente al piso adyacente que se encuentra a la derecha y a la izquierda.


El segundo modelo se llama piso en alerta, es un piso que puede ser de 30 x 30 cm o de 40 x 40 cm, presenta en su superficie unos círculos. Se denomina alerta porque la persona que conoce este lenguaje, sabe que existe algún peligro inminente, pues por lo general se utiliza en zonas donde, por ejemplo, hay una escalera, donde inicia o termina una rampa, cuando se debe girar a la derecha o a la izquierda, frente a ascensores, en desniveles, etc.



¿Qué consideraciones se deben tener en cuenta para el uso del color de estos pisos?


Resulta importante informar que, si la persona opta por ejemplo por una vereda en colores como el amarillo, beige u ocre, se aconseja el uso de los pisos podotáctiles en tono negro o rojo, a fin de que se logre una diferencia bien marcada en cuanto al color.



¿Cómo se puede lograr veredas y áreas inclusivas en centros comerciales y de esparcimiento?


En el 2012 la Cámara de Senadores, con buen tino, promulgó una ley para la obligatoriedad de la utilización de pisos podotáctiles. Sin embargo, hasta el año pasado nadie enfatizó el cumplimiento del uso de estos pisos, por sobre todo en las veredas. Por este motivo, principalmente a aquellas personas que tienen algún tipo de dificultad visual, les dificulta bastante caminar en las veredas de nuestro país.


Aunque cabe resaltar que existen algunos ejemplos, pues la Municipalidad de Asunción, el año pasado cuando cambió las veredas del centro, ya utilizó este tipo de piso. Aunque también preocupan los centros comerciales, supermercados, shopping y tiendas que no utilizan los pisos podotáctiles y que son de uso obligatorio. El órgano que reglamente el cumplimiento de esta ley debe ser la municipalidad de cada ciudad, que tiene por deber exigir el uso de estos pisos inclusivos.


El Artículo 14 de la Ley N° 4.934 indica que, para la habilitación de las construcciones, será obligatorio contar con la certificación de accesibilidad, a ser expedida por el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología. Como este artículo en muchos casos no se cumple, lo que deseamos realizar, desde la Cámara Paraguaya del Mosaico (CAPAMO), es llevar a cabo una campaña para la utilización de estos pisos, a fin de que las veredas sean realmente inclusivas.



¿Cuáles son los lugares de uso obligatorio de estos pisos?


En especial en aquellos lugares de acceso y de concurrencia de gente, como estadios, canchas deportivas, supermercados, shopping, tiendas y, por supuesto, en todas las veredas de Asunción. Un ejemplo es lo que se hizo en la franja costera, la 1 y la 2, que no presenta un solo metro de pisos podotáctiles. Incluso creo que el Corredor Vial Botánico tampoco tiene pisos podotáctiles. Aquí el MOPC hace caso omiso a esta ley y, por supuesto, las constructoras también, porque evidentemente o no saben o no les interesa. Este es el motivo por el cual deseamos instalar esta ley.



¿Qué trabajos se desarrollan desde la Cámara Paraguaya del Mosaico con respecto a estos pisos?


Nosotros como cámara hemos trabajado en las normas técnicas para la utilización de estos pisos y el sector ha hecho una inversión muy importante en matricerías, porque no son locales, tuvimos que traer del exterior para que cumplan las normas estipuladas. No cualquier tipo de piso podotáctil se puede utilizar, ya que existen normas paraguayas, por ejemplo la PN 45, que es la norma de Accesibilidad de las Personas al Medio Físico. Pavimentos indicadores táctiles en edificios y espacio urbanos. Se trata de una norma del 2019 que está vigente, es decir, cuando una persona coloca estos pisos podotáctiles debe cumplir las reglamentaciones.

Cabe destacar que la Municipalidad de Asunción es parte del consejo que aprobó la norma, por lo que se encuentra en conocimiento y está empezando a utilizar estos pisos en las modificaciones de muchas plazas y accesos, como el Paseo de la Avenida Santa Teresa. El pedido principal ahora radica en la exigencia de parte de la municipalidad, al sector privado, para la utilización de estos pisos.



¿Resulta tan importante la concientización de las empresas para lograr una ciudad más inclusiva?


Debemos tener una ciudad más inclusiva que abarque y facilite el movimiento y el traslado, absolutamente para todas las personas, no solamente para aquellas que se movilizan solas y que no presentan dificultades en la visión. Lo que deseamos hacer desde la CAPAMO es una campaña y un trabajo de concientización con los diferentes gremios. La idea es acercarles la ley de cumplimiento de la PN 17, que es la norma paraguaya sobre la utilización de pisos, así como la PN 45 que es la norma de pisos podotáctiles y la Ley N° 4.934, con la finalidad de que en un tiempo las empresas puedan adaptarse a las reglamentaciones vigentes y, por sobre todo, que el municipio haga cumplir la ley.


Recuerdo cuando inició la exigencia de colocación de rampas para acceso en edificios. Al comienzo las personas no cumplían esta reglamentación, pero hoy día la mayoría de las obras ya tienen una rampa de acceso. Creo que es cuestión de tiempo, es decir, de ir instalando de a poco y concientizando sobre la importancia de los elementos inclusivos. De la misma manera debería ser con los pisos podotáctiles, incluso para áreas interiores. En países más avanzados y en países vecinos es impensable hacer una vereda sin los pisos podotáctiles.




¿Cómo se podrá hacer cumplir las normas establecidas?


Nosotros deseamos hacer cumplir las normas y ese es el objetivo, y sobre todo las licitaciones públicas. Hoy lo que ocurre en la mayoría de las licitaciones públicas es que en el pliego de bases figura que debe tener cumplimiento de la norma PN 17, sin embargo, cuando arranca la obra y llegan a la parte de pisos, cambian y utilizan absolutamente otro tipo de pisos, ya sea para interior o para exterior, este es el mayor inconveniente que estamos teniendo. Este tipo de problemas tenemos con respecto a piso interior en construcciones. Por ejemplo, el del IPS, es decir, las licitaciones salen con pisos de granito reconstituido y por el camino cambian a pisos importados, porcelanato normalmente, y esta acción no es correcta. Por un lado, hablan de defender o de proteger la industria nacional, pero por otro lado las mismas constructoras cambian el pliego de base y sobre la utilización de estos pisos.


También tenemos informaciones, por ejemplo, de obras grandes de la franja costera, donde la utilización de la cantidad de pisos puede ser muy importante, sin embargo, no cumplen con estas normas, evidentemente se cambian los pliegos de bases, se presentan y luego aprueban los fiscales. En particular, tenemos muchos problemas con las obras, sobre todo aquellas manejadas por el MOPC, donde hay cambios, donde no se cumplen la ley en el caso de los pisos podotáctiles y, si se utilizan estos pisos, no cumplen las normas paraguayas, que se encuentran aprobadas por una ley.


Debemos hacer un trabajo muy grande con instituciones públicas y también con instituciones y gremios privados. Nuestro objetivo en este momento es llevarles copias de la reglamentación, de la norma y de la ley, a los gremios de la construcción en general y también pedir a los diferentes intendentes del departamento Central, sobre todo, que hagan cumplir las normas de estos pisos inclusivos. Es importante destacar que la ciudad de Luque está haciendo muchas plazas con pisos podotáctiles, incluso hay remodelaciones de escuelas con el uso de estos pisos, en donde quizás no cumplen las normas a cabalidad, pero ya están utilizando y eso es un logro importante. Sin embargo, aún nos queda un trabajo enorme y un camino muy largo para generalizar el uso de elementos inclusivos, como son los pisos podotáctiles.

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo