Chacarita Alta, con más del 80% de avance, promete una nueva realidad.

Un barrio que hace parte de nuestra capital, habitado aproximadamente por 1000 familias en el área del proyecto, se encamina a potenciar su calidad de vida con el proyecto denominado Mejoramiento Integral del Barrio de la Chacarita Alta, esta zona era un punto de riesgo por la ubicación de las viviendas al borde de los cauces hídricos, que hoy están en proceso de contención de sus márgenes con la intervención del MUVH, a través del Programa de Mejoramiento de la Vivienda y del Hábitat, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Es un proyecto pionero que busca reubicar a los habitantes de esta zona en su mismo territorio, entendiendo el apego a su espacio, y también formalizar la tenencia de las propiedades. Conversamos con la Arq. Rosa Ugarte, directora del proyecto Mejoramiento Integral del Barrio Chacarita Alta.



“El programa inició en 2016. Los primeros años fueron de diagnóstico y desarrollo de algunos proyectos base. El proyecto en sí inició realmente en 2019, a partir de allí se fueron ejecutando algunas obras como las obras menores, intervenciones en espacios públicos proyectadas en el marco de la Bienal de Arquitectura y Urbanismo Asunción 2019. También construimos las viviendas temporales, a pesar de las restricciones generadas por la pandemia, para el reasentamiento de las familias que se encuentran en situación de riesgo al borde de los cauces. De esta manera se pudieron iniciar las obras de contención de los cauces Antequera y Tacuary. Se tomó la decisión de construirlas pues los efectos del clima no se frenan con la pandemia, con cada lluvia existe riesgo de deslizamientos, y hoy es una realidad contar con un lugar seguro donde reasentarse mientras duran las obras”. Comentó Ugarte.


Las obras a cargo del Consorcio San Rafael, iniciaron en 2020 con el retiro de basura, ya que los cauces eran botaderos a cielo abierto, incluso hay viviendas que están asentadas sobre basura. Los cauces Antequera y Tacuary recorren alrededor de 600 metros lineales en el área de proyecto, y ya se retiraron más de 1500 toneladas de basura de los mismos.



“Hoy el paisaje es diferente, estas obras son parte de un proyecto integral, son el punto

de partida de procesos socio-ambientales, pues mucha gente en el sitio vive rodeada de basura y no toma conciencia de que por ello pueden contraer enfermedades, por ejemplo. Por otro lado, está el riesgo permanente en el que están viviendo, ya que con cada lluvia es una cuestión de vida o muerte para muchas familias. Para ello, trabajamos con grupos de referentes comunitarios que están organizados y a través de ellos llegamos a toda la comunidad. Buscamos a través del proyecto propiciar la proactividad, con el apoyo de los referentes, y de a poco lo vamos logrando. Por ejemplo, tuvimos que derribar algunos árboles debido a la obra, y se pidió a la Municipalidad la reposición aquí, en el sitio, para que se preserve el hábitat; la gente se entusiasmó al ver la reforestación y quiso participar en este proceso, por lo que se realizaron jornadas de plantación de arbolitos y pidieron apoyo logístico para llevarlas a cabo. Igualmente realizaron jornadas de limpieza”. Argumentó la Arq.


La Municipalidad de Asunción es co-ejecutora del proyecto, ya que tiene competencia en el desarrollo del territorio. Está en proceso el diseño ejecutivo de urbanismo e infraestructura sustentable en las 15 hectáreas que abarca el proyecto, que prevé la construcción de parques, lograr accesibilidad y conectividad al Centro Histórico, que permita la recolección de basura, que puedan entrar ambulancias, carros hidrantes, etc., en sitios estratégicos.



Arq. Rosa Ugarte

“Este proyecto es pionero, porque la reubicación se realiza en el sitio. Brinda opciones a las personas afectadas: aquellos con más de 50% de afectación de su vivienda, pueden optar por el reasentamiento definitivo en el sitio o por comprar una vivienda en el área metropolitana con asistencia del equipo social; para quienes tengan menos del 50% de afectación, se harán trabajos de mejoramiento, según el tipo de afectación. La mayoría de la gente tiene arraigo aquí y quiere quedarse, pero aquellos que quieran salir, cuentan con esa opción”. Afirmó Rosa Ugarte.



Las viviendas nuevas o mejoradas, van a ser proyectadas con criterios de sostenibilidad, que puedan aprovechar las ventajas de la orientación, ya que se encuentran un lugar privilegiado, a pasos del centro y rodeados de naturaleza. Se busca una óptima orientación para que ingrese buena luz y ventilación, y así minimizar el uso de energía eléctrica, prever la captación de aguas de lluvia para sistemas de riego, usar materiales que requieran un mínimo mantenimiento.


“Dar oportunidad a los habitantes de esta comunidad, brindarles capacitación financiera para oportunidades de negocios, que puedan aprovechar las características de cada sector. Por ejemplo, en Punta Karapa hay atractivos turísticos y culturales con el museo de José Asunción Flores; las placitas, los pasillos y los miradores también tienen su encanto”. Con este proyecto también se busca aprovechar la ubicación privilegiada del barrio y conectarlo al Centro Histórico, sin perder su esencia. Hacer que este sea un lugar que la gente pueda visitar, recorrer los parques, conectarse con la naturaleza, transitar de manera más segura por los pasillitos característicos, y que la comunidad pueda ofrecer sus productos o servicios; esa es la idea”. Finalizó la Arq.



180 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo