Galvamax S.A.: La empresa que busca revolucionar la industria del galvanizado en el país




La misma cuenta con la paila más grande del país, de 10 m de largo x 1,2 de ancho y 2 m de profundidad. Su capacidad de producción es de aproximadamente 46.800 toneladas anuales.


Brinda el servicio de galvanizado por inmersión en caliente que es la mejor protección contra corrosión para el hierro o el acero, y posiblemente el proceso más ecológico que existen actualmente.


En el mes de julio, empezó a operar oficialmente Galvamax Sociedad Anónima, una industria con capital 100% paraguayo, y que nació con el objetivo de brindar al mercado nacional la máxima calidad en este tipo de productos.


Se trata de una empresa que brinda el servicio de galvanizado por inmersión en caliente que es la mejor protección contra corrosión para el hierro o el acero, y posiblemente el proceso más ecológico que existen actualmente.


Las piezas de acero son sumergidas en el zinc fundido a 450° C logrando así la reacción metalúrgica entre el Zinc y el acero. También realizan el centrifugado de pequeñas piezas para eliminar los excesos de zinc en las cuerdas de las roscas.


Según explicaron, la industria es moderna y técnicamente avanzada. Cuenta con la paila más grande del país, de 10 m de largo x 1,2 de ancho y 2 m de profundidad. La planta industrial cuenta con un área total techada de 2.600 metros cuadrados.


Además, brindan servicios complementarios como limpieza mecánica por granallado, perforaciones, transporte e inspección de soldadura con END.


Es importante señalar que Galvamax S.A. forma parte del Grupo MV (Metalúrgica Vera S.R.L; M.V. Aceros S.A.; T&G Service S.R.L), líder en la industria de la construcción metálica en Paraguay.


Galvamax complementa al Grupo Vera



César Vera, accionista de la recién inaugurada industria comentó que fue todo un desafío llevar adelante el proyecto ya que se inició en una etapa muy complicada con la llegada del Covid-19 en el país, más la recesión económica que trajo consigo.


No obstante, resaltó que pese a esto apostaron por Galvamax ya que complementa el rubro en el cual se desempeñan. “Fue una apuesta realmente porque sabemos que hay empresas ya constituidas desde hace mucho tiempo en este rubro pero decidimos apostar a la máxima calidad, a lo mejor que se pueda conseguir en la región y eso fue lo que hicimos”, destacó.


Recordó que el proyecto lo llevan analizando hace más de 5 años y decidieron ejecutarlo hace dos años atrás ya que todos los equipamientos que se compraron tenían una duración de fabricación de más o menos 18 meses. “Prácticamente dimos el paso a la decisión final en plena pandemia, a mediados del 2019 dijimos sí vamos, y así estamos”, manifestó.


Vera enfatizó en que desde la industria apuntan a profesionalizar mucho más el rubro, debido a que ya existen otras empresas con muchísimas experiencias en el mercado, quienes también tuvieron una apertura para que Galvamax sea una realidad.


“Lo que nosotros buscamos es tener una cobertura más amplia, con pieza más amplia porque la capacidad de producción de los colegas es más pequeña y nosotros apuntamos a piezas más grandes”, detalló.


El mismo también comentó que toda la planta más los equipamientos requirió una inversión de aproximadamente USD 12 millones en total.


En este otro momento resaltó el gran papel que desempeña su padre, Gabriel Vera, fundador del Grupo Vera, quien siempre inculcó a sus hijos y allegados el fomentar el trabajo y apostar por el país.


“Hasta hoy en día no pensamos en trabajar con un inversionista extranjero o captar capital extranjero, tratamos de fomentar la economía nacional que es lo que creemos que debería fomentarse siempre”, resaltó el accionista.


Un mercado local exponencial



Por su parte, la gerente general de Galvamax, Erica Ruíz Díaz, indicó que si bien la producción de la empresa sobrepasa la producción dentro del mercado local, no descartan el crecimiento de la misma, ya que resaltó que el país cuenta con un basto sector.


“Hay mucho mercado en el país ya que las construcciones se ha visto que está creciendo de manera exponencial y no solo en este sector, sino también en todo lo que tenga que ver con estructuras de acero, ya sea la parte vial, parques, entre otros”, expresó la gerente.


Igualmente, resaltó que Galvamax ofrece un servicio donde el cliente trae sus piezas y la empresa se encarga de la galvanización de las mismas. En este sentido, Ruíz destacó la importancia de este método para las estructuras de hierro de un edificio, ya que estas protegen cerca de 100 años, mientras que las pinturas convencionales solo lo hacen por un período de 5 años.


La paila más grande del mercado


Por último, la gerente de Galvamax, explicó que la paila más grande del mercado fue traída de Inglaterra y el horno de los Estados Unidos, al igual que todas las demás piletas que posee la empresa. Sostuvo que la capacidad de producción es de 46.800 toneladas anuales.


El proceso del Galvanizado

Desengrase 1: Consiste en un desengrase alcalino para eliminar grasas y aceites fácilmente removibles


Decapado 2: En esta etapa se eliminan los óxidos que pueda tener el acero mediante una solución ácida.


Fluxado 3: Aquí las piezas entran en una solución de sal doble de amonio y zinc, para dotar de una capa protectora al acero que evitará se forman nuevos óxidos


Galvanizado 4: Las piezas se sumergen en el zinc a 450° C produciéndose el recubrimiento cuyo espesor será proporcional al tiempo que permanece


Enfriamiento 5: Las piezas deben tomar nuevamente la temperatura ambiente, este enfriamiento se puede realizar con agua o simplemente dejándolas al aire.


Inspección: Consiste en la revisión de las piezas de forma individual para garantizar el acabado correcto de las mismas.


Para más información puede ingresar a la web www.galvamax.com.py


3 visualizaciones0 comentarios